Lali Espósito, la joven diva a escala humana - La Hora (Chile)




Entrevista

LALI ESPÓSITO, LA JOVEN DIVA A ESCALA HUMANA

Parece mentira que Lali Espósito tenga 25 años. En su curriculum la argentina suma ocho teleseries, cinco películas, dos series web y ocho obras de teatro. A eso se añade su carrera musical. Ocho discos con la banda Teen Angels y ahora dos como solista. Y -cómo dice ella- ponéle giras, shows en vivo, apariciones en programas de televisión, de chismes, portadas de revistas, una legión de fans y mucha fama. Por eso cita a Neruda para resumir su vida: “Confieso que he vivido”.
El día que un músico (Bob Dylan) ganó el Nobel de Literatura, Lali Espósito viene a Chile a hablar de su show del 1 de diciembre en el Teatro Caupolicán, a confirmar que está en negociaciones con el Festival de Viña de 2017, a presentar su segundo disco Soy (Sony), pero sobre todo a mostrar que se puede ser una estrella antes de los veinte y seguir siendo un ser humano que compra en el mercado que tiene a la vuelta de su casa.
“Cumplí 25 pero me siento de 40. Es tremendo, porque si te digo 23 no te pasa nada, pero 25 es diferente. En mi concepción de la vida es todo. Aunque los cambios de folio son más terribles, cumplir 30 es terrible, me lo advirtieron”.
-Eso te pasa porque empezaste a trabajar de niña en teleseries y como cantante.
-Puede ser. Pero los 25 me pillan muy bien. Haciendo muchas cosas. Buscando algo nuevo. No soy conformista, nunca me quedé con lo que tenía. Siempre fui de ir hacia otro lado, animarme a cosas nuevas. Me encuentro en un gran momento.
-¿Pensaste que serías un fenómeno pop argentino a los 25 años?
-No. Ni ahí. Yo soñaba con hacer mi música pero cuando te sucede es distinto. Lo recibo con sorpresa pero con laburo, la clave está en el trabajo todos los días, si no trabajo me siento rara.
-Muchos creen que una estrella teen no hace nada.
-Es que hay casos también así y se puede confundir. Mi caso es distinto. Hasta trabajando en telenovelas o con Teen Angels siempre buscaba qué hacer, qué aprender.
-Te has pasado la vida trabajando.
-Y sí. No pasé muchos ratos libres. Igual como que mis edades fueron acordes. Aunque ganar plata de chico te da conciencia de lo que es la plata. Yo con 12 años ayudaba en mi casa y me di cuenta de lo que valía. Más allá de esa madurez parecí siempre de la edad que tenía. Nunca me salté etapas porque tenía a mis viejos muy presentes, a mis hermanos mayores, a mis pares.
-¿Qué hay que tener para convertirse en una estrella pop?
-Creerte el mejor. Yo me creía la mejor actriz aunque lo hiciese pésimo. Para mí es entender el trabajo por fuera de la fama, que te pidan fotos y que la gente llore por vos y todas las locuras que pasan en este medio. Lo importante es cerrar la puerta y entender que eres afortunada y agradecer. Y tener un equipo como el mío que te pueda decir “lo hiciste mal” y luego “lo hiciste bien”. El problema del artista cuando le va bien es la adulación, sentir que la necesitas.
-Hace unos días se filtró un audio de tu ex novio, Mariano Martínez, en el que te tildó de “nefasta” y tú reaccionaste con humor.
-Jajajá. El día que yo tuitée algo mala onda de un ex, mandame un sicario y matame. Mirá, lo que pasa es que la clave para mí es mi trabajo, lo que tengo que entregar es mi trabajo y lo que pasa de la puerta para adentro es mío y si tengo que hablar como el otro día, lo hago con tranquilidad porque estoy tranquila como ser humano.
-Eres mucho más madura que varias que te llevan años por delante.
-Yo no me cargo de cosas raras y pesos extraños. Voy liviana.
-¿Qué significa estar soltera otra vez?
-Mucho goce. Joda, como decimos los argentinos. Yo me río de todo cuando me vinculan con uno u otro. Lo que no me da risa es cuando me relacionan con la separación de gente que yo quiero, eso no me divierte.
-Debe ser difícil para un ex novio olvidarte: estás en le tele, en la radio, en Spotify.
-Jajajá. Ser mi ex puede ser lo peor, les mando un beso a todos, no son tantos. Debe ser difícil ser mi ex, porque soy una novia increíble. Siempre salí con actores porque los conocí trabajando, tuve tres novios en mi vida. Para mí la premisa es que te pueda ver a vos como persona y no se confunda con lo que veo como personaje o artista. Creo que soy una novia del carajo, poné eso de título.
-Qué buen humor que tienes.
-Sin humor no somos nada, si no sabemos reír qué nos queda. La canción Boomerang, segundo single del disco Soy, habla un poco de eso. Si tiras buena onda recibes buena onda y al revés.
-¿Qué te parece el divismo de la selección argentina que pidió que los hinchas no se les acercaran en Córdoba?
-Y perdimos y somos los peores del mundo. Igual te puedo decir que a veces los entornos de los famosos o las personas públicas son los que pecan de estrella y no la estrella, eso pasa mucho. Y, bueno, los argentinos somos muy así, te amo si te sale bien y si te sale mal eres un hijo de p…
-Los chilenos nos estamos pareciendo cada día más .
-Es heavy, me gusta contrarrestar eso, decir relájense. En Buenos Aires voy a comprar al mercado que está detrás de mi casa. No pasa nada, hay señoras que me besan y me saludan y son como tía. Cuando hice teleseries estaba en el colegio y mi público eran mis pares, pero en el recreo yo igual estaba ahí parada con una Coca.
-¿De qué habla tu segundo disco?
-Son trece canciones que yo escribí. Y se llama Soy para que los que no me conocen sepan quien soy y de dónde vengo. Busqué además hacer frente a la violencia que veo en muchos jóvenes. A veces a alguien le va bien y hay mucha bronca en otros, como si le recagaras la vida. Lo veo en redes sociales, en mi entorno. Por eso busqué canciones con contenido, más allá de cómo te podés pintar las uñas.
-¿Cómo será tu show del 1 de diciembre en el Movistar Arena?
-Con mucha euforia. Buscaré entretenerlos a todos. Porque a mis shows va una nena de 8 años con la mamá y la abuela, es un público muy diverso. Me encanta este show que viene porque voy a hacer un concierto grande, con bailarines, visuales, con todo. El día que no vibre así, que no sienta mariposas en la guata, pongo un quiosco y se acabó.
-Estás en conversaciones para llegar al Festival de Viña del Mar 2017.
-Hay conversaciones, yo feliz de ir. Me gustan los desafíos y Viña es el desafío de cualquier artista latinoamericano. Te ven millones de personas, es una puerta gigante. A mí no me da miedo, quiero vivir la adrenalina de Viña.
-¿Qué te parece que hoy le hayan otorgado el Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan?
– No sabía, mirá. A quién no le gusta Bob Dylan, la vida te hace escuchar eso… es igual a (Ricardo) Darín… ¿no es parecido a Darín?… para mí sí… la comparación pelotuda que hice.


http://www.lahora.cl/2016/10/lali-esposito-diva-escala-humana/



Share on Google Plus

About sonriero

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG!!! dedicado a la reina Lali Espósito
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario

:D ♥