OHLALÁ! - Entrevista a Lali Espósito "Estar bien es una decisión" (05-01-16)




Revista OHLALÁ! - Entrevista a Lali Espósito "Estar bien es una decisión" (05-01-16)


Lali Espósito: "El amor tiene que ver con elegir a esa persona y acompañarse sin perder tu eje"

Lali celebra con nosotras un año exitoso en el que se potenció como actriz y cantante y, además, se volvió a enamorar.
Por Soledad Simond | Para Revista OHLALÁ!


Desde hacía años la veníamos pensando para la tapa, su carrera en ascenso y su fuerza arrolladora se filtraban en todas nuestras reuniones de contenido. Era claro que Lali Espósito tenía luz propia, pero todavía era un poco chica. Hasta que, este año ­-su año-, creímos que había llegado el momento. Cuando se lo contamos, después de un año de gestiones para lograr que ella encontrara un hueco en su agenda, lo primero que nos dice es: "¿Y qué, ahora soy vieja?". Tiene solo 24 años, pero supo capitalizarlos en una sabiduría práctica y contagiosa. Ella cree en el entusiasmo como motor de vida y sabe que la única manera de avanzar es siendo genuina. Le da resultado: termina un año en el que protagonizó Esperanza mía -un furor televisivo que también la rompió en versión musical en la calle Corrientes-, creció como cantante y productora consolidando su disco con gira propia y consiguió nuevo novio, Mariano Martínez.
Ahora, bajaste un poco la velocidad, pero ¿cómo hiciste para llevar adelante un año exitoso tan exigido?
Es constancia, enfoque; cuando trabajo, trabajo. Hacer una tira, terminarla, son objetivos que te vas poniendo. Cuando empezó el teatro dije: "Uh, ¡se suma a las grabaciones!", y de pronto, un día hiciste así (chasquido) y ya vas 75 funciones. Decís: "¡¿Cómo sigo viva después de tanto trabajo?!", pero lo estás, y tiene que ver con enfocarse.




No le das espacio a la duda, a la queja.
No dudo. Soy una trabajadora incansable, no me imagino quejándome. Me entusiasmo, voy a fondo. Y si el resultado es que estemos charlando del lindo año que pasó: ¡misión cumplida y más que cumplida!, es más de lo que hubiese imaginado, de verdad. Mi médico siempre me dice: "El único truco es que estés entusiasmada, así tu vibración está tan alta que nada te pega". Todo es así, en la vida, en la pareja, se nota si no estás entusiasmada, se ve en tus acciones. ¿Cómo puede ser que yo -toco madera- no me haya enfermado en todo el año que pasó? Es por estar divertida con lo que hago, no es un secreto, pero es lo que a mí me empuja todo el tiempo.




Hay entornos, como la tele, que son medio densos, ¿sos de las que contagian su energía o a veces sentís que te "vampirizan"?
No, yo llevo mi energía, ando con mi energía como con la cartera. Es como vos decís, estamos rodeados de energías tan distintas a la propia que si estás permeable, no sé cuánto te bancás. Creo que cuando te encontrás con una energía que choca con la tuya, es bueno dejar fluir. No todos tenemos la misma onda para trabajar ni nos pasan las mismas cosas, y estamos siempre rodeados de gente. Además, a todos nos cambia la vida todo el tiempo, y hay que ir a trabajar igual, entonces, es una decisión estar bien. "Tener" buena energía también es buscarla.
¿Qué te recicla cuando estás cansada?
El momento de hacer música, incluso mi show, que es muy exigente físicamente, así y todo me renueva: hay algo en la cabeza que respira, la música da mucho aire. Los recitales a mí me abordan desde otro lugar y la gente está en plan de pasarla bien. Es como un "cansancio no cansancio". Ese vivo tan adrenalínico se parece a pocas cosas, sobre todo cuando es un proyecto propio, cuando son mis canciones, con mis amigos...
Es tu voz literal.
Claro, no solo canto, sino que estoy detrás del show, de la producción. Soy como varias personas, porque no trabajo igual para la música que para la tele. En la tele yo estoy a merced del personaje, del programa y de lo que escribe un autor y decide un productor. En la música enfoco desde todos los lugares.




¿Cómo fue el momento de escribir las canciones, encontrarte con la hoja en blanco?
Para este disco, Bailar, estuvo buenísimo, porque lo hice en un año y medio, y a propósito elegí no hacer televisión. Creo que fue muy acertado porque estaba solo para eso. Era la primera vez que escribía mis temas, y hay que bancarse cuando a veces no sale nada.
¿Tenías un método creativo?
Ir al estudio te activa, te predispone a trabajar y te ordena. Hubo canciones que salieron ahí colectivamente, otras en las que salió la melodía y me fui a casa prendida fuego a escribir algo para eso que habíamos hecho. El proceso fue todo un aprendizaje, no sabía hacerlo, nunca había hecho un disco, me salió así, te puede gustar o no, pero es genuino.
¿Y qué te sorprendió de vos misma durante ese proceso de producción que era tan nuevo?
Me encontré tomando decisiones y bancándomela. No era un disco que normalmente me lo fuera a aceptar una multinacional. Me iban a pedir un montón de cosas que yo no iba a querer o iba a tener que defender demasiado el proyecto para sentirlo mío. Fue una decisión salir de forma independiente y que nos costara un montón, cada disco que se vendía era: "¡Se vendió un disco, alguien fue y lo compró!". Aprendí un montón este año, me conocí más, me topé con las limitaciones, me di cuenta de que no puedo todo. Viste que una dice: "Dale, dale, dale", yo soy re así, pero también aprendí a decir "no", o "esto ahora y esto otro después".



¿A qué cosas aprendiste a decirles que no?
Estaba muy acostumbrada al "hay que hacer", y aprendí a pasar las cosas para otros momentos que a mí me convengan más, pero siempre pensando que el resultado artístico sea bueno.
¿Te pasó también en lo personal, de decir "no puedo"?
¡Sí!, a nacimientos de hijos de mis mejores amigos, casamientos... No me acostumbro todavía a perderme determinadas cosas y muchas veces la gente no entiende que vos le digas: "De verdad no tengo un minuto para ir". Tenía una mejor amiga que dejó de serlo porque no soportaba la vida que yo llevaba. Nuestro trabajo tiene estos momentos, es muy raro, yo entiendo que a veces no se pueda comprender. Te toca una locura como Esperanza mía, que de pronto le va tan bien, que te da para sacar un disco, para hacer teatro, para viajar, y desaparecés un poco del mapa.
Cuando hay mucho trabajo, algunas cosas se quedan en stand by.
Yo tengo amigos que aunque no los vea por meses, cuando nos encontramos, es como si nos hubiésemos visto ayer. Ahí te das cuenta de quién es amigo verdaderamente, quién está, quién es genuino en el cariño. Se dice que "amigo es el que está en las malas", yo creo que un amigo es el que está en las buenas también.
Rompiste el mito de que cuando una está con mucho laburo no hay tiempo para tener novio.
Creo que hay momentos, me ha pasado también que no me diera el cerebro, y eso te lleva a tomar malas decisiones. Pero si una está bien, siempre se encuentra el momento, tiene que haber un punto de encuentro.
En tu caso, la conexión con Mariano fue en el trabajo.
Es inconsciente que una termina estando con personas del trabajo, que es donde más estás. A veces, pienso que realmente no debemos ser personas fáciles de acompañar para alguien que no es del medio.




¿Quién de los dos desactiva esa vorágine que viven?
Yo creo que es una decisión de ambos porque si no, no se soporta. Es demasiado lo que nos pasa en años como este, hay muchas personas que te están nombrando, tu cara está en la casa de mucha gente. No es una boludez, yo creo en las energías, por más que no seas vos, que sea un personaje, es mucha atención y tensión sobre vos.
¿Y cómo vas llevando los primeros meses de relación?
Soy re tranca. A mí me gusta lo lindo, no soy muy complicada. Me gusta pasarla bien. Creo que el amor tiene que ver justamente con elegir estar con esa persona porque sentís algo especial y acompañarse. Sin perder tu eje; quién sos, qué querés. Creo en la libertad, para mí estar en pareja no es estar encerrada con el otro ni atormentarlo, sino elegirnos y decir: "Vamos, caminamos juntos hasta donde tengamos ganas".
¿Sentiste la diferencia de etapas o de edad con él?
No, tenemos vidas distintas porque somos personas distintas, básicamente, con historias distintas y que venimos de momentos distintos. Pero por algo nos encontramos, hay algo en nosotros que funciona bien. Si no, no sucedería. Yo creo que te complementás con el otro aunque sea distinto o tenga una vida diferente de la tuya.
¿Cómo es verlo a él ya papá?, ¿te abre una nueva dimensión?
Para mí es más bello aún, me encontré con una persona más sensible.
Es como que estás viendo la cola de la película.
Sí, qué sé yo, no proyecto tanto. Son sus hijos y me encantan ellos y verlo a él en ese lugar. Esa es la felicidad más grande que él tiene, entonces sé que es feliz también por eso y está buenísimo.
¿Te gustaba desde que eras chiquita?, ¿tenías su póster?
No es tan así como dicen, yo creo que me gustaba como al resto del país, porque es un bombón. Pero nunca demasiado.
Y ahora que ya no trabajan juntos, ¿es un alivio o se van a extrañar?
No, estamos re tristes. Nos gusta mucho trabajar juntos, nos llevamos muy bien. Sería mi compañero de actuación toda la vida..

Maquilló Marina Venancio con productos Dior.
Peinó Juan Manuel Cativa para Mala Peluquería.
Agradecemos a Casa Sur Hotel, Catherine Stier y Ramiro González por su colaboración en esta nota.
http://www.revistaohlala.com/1859854-lali-esposito-el-amor-tiene-que-ver-con-elegir-a-esa-persona-y-acompanarse-sin-perder-tu-eje


















Comentarios

  1. Las fotos casi todas malísimas, y qué le pasó alas hojas de la revista? Se mojó?.. No sean grasas ohlala tenia que ser..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto del MES

Lali Espósito: "Ahora quiero sonar diferente, más acorde a mi manera de ser, escribir diferente y contar otras historias." HoyxHoy - Chile

Lali Espósito en Cadena3 (audio) nuevo disco, tema nuevo y ft

Lali: "Si uno quiere trascender hay que hacer lo que suena y siempre está el miedo de traicionarse" - T13 (Chile)