GENTE 2008: Casi Ángeles "hoy los jovenes queremos vivir con valores sinceros"



“Hoy los jóvenes queremos vivir con valores sinceros”
Forman la banda de Casi Angeles. Se llaman Peter, Nico, Gastón, Mariana y Eugenia y son los nuevos ídolos adolescentes. Aquí, hablan de todo: amor, sexo, drogas, éxito y sueños. Un millón y medio de personas los siguen todas las tardes por Telefe y doscientos veinte mil espectadores los ovacionaron en el teatro. Otro boom de Cris Morena…



Muchos creen que ustedes son el resultado de un buen casting: caras bonitas con poco talento. Defiéndanse…

Eugenia: Existe ese prejuicio. Pero acá hay talento…
Mariana: ¡Aunque no se note! ¡Jajajá!
Gastón: Le ponemos mucho a esto como para que se diga que somos improvisados o que no trabajamos.
Nico: Es que en general los que componen nuestros temas son gente muy grosa, también los que arreglan la música, y nosotros… ¡somos gente muy grosa!

–Salvando las distancias, en el teatro los reciben como si fueran los Rolling Stones…
Nico: ¡No hay distancias! ¿De qué hablás?
Peter: Es cierto, aunque no somos los Stones, contamos con nuestra hinchada. También tenemos coachs que nos entrenan y nos marcan los errores y los puntos a mejorar.
Eugenia: No somos conscientes de lo que nos está pasando, y por un lado eso está bueno, porque tenemos los pies sobre la tierra.



Vamos en una combi que se dirige hacia la estancia La Mimosa, en Luján, con los TeenAngels–cinco chicos (tres varones y dos mujeres), baby faces, voces dulces–, que desde hace un tiempo se mueven de casa al teatro, o de casa al estudio de grabación y viceversa, en este tipo de vehículos porque se convirtieron en una suerte de bestia pop para los teenagers.

Nada de floggers ni emos, los TeenAngels son los integrantes de la banda de pop-rock que nació en Casi Angeles, la tira que se ve todas las tardes a las 18 por Telefe. Una –¡otra!– idea de Cris Morena que arrasa entre los adolescentes. Esta vez, la productora no sólo ha instalado como ídolos a sus protagonistas –Emilia Attias y Nicolás Vázquez–, sino también a sus personajes soporte. La banda fue ovacionada por unas 220 mil personas en el teatro Gran Rex y ya consiguió un Disco de Platino por el trabajo que se llama como ellos:TeenAngels.

Pregunta: ¿Por qué ellos y no otros? ¿Después de este éxito morirán en el anonimato, como tantos? Contestan los protagonistas.
–Ocupar este lugar es una mezcla de suerte, talento y perseverancia. Existe gente muy capaz que nunca tiene una oportunidad (explica Mariana Espósito, 16, Marianella en Casi Angeles).
–Es cierto, pero sin talento llegás muy rápido a tu techo y en un momento no tenés nada más para demostrar (agrega María Eugenia Suárez, 16, Jazmín).
–Uno no quiere que lo reconozcan por la facha, sino por lo que demuestra sobre el escenario. Que la gente sienta lo que vos sentís. Es como en Gladiador, cuando le dicen a Maximus:“Ganate al público”. Eso es lo que nosotros queremos hacer (agrega Juan Pedro Lanzani, Peter, 18, Tabano en la tele).
–¡Aplausos para Peter, que estuvo muy bien! Yo creo que con entrenamiento se puede suplir mucho la falta de talento (arenga Nicolás Riera, 24, Tacho en la tira).
–Este laburo te tiene que gustar mucho, porque son diez o doce horas diarias sin parar. Parece fácil, pero hay que ponerle sacrificio y más con Cris, que es detallista al máximo (Gastón Dalmau, 24, Rama).

–Nicolás Vázquez y Emilia Attias los deben mirar con desconfianza. ¡Les están robando el público…!
–¡Noooo! (todos a coro)
Eugenia: A Nico y Emilia los conocen desde los chiquitos hasta el ama de casa. Nosotros recién empezamos.
Nico: El ya está hecho: baja de un avión y le grita todo el mundo. Nosotros vamos en combi y tenemos que bailar y matarnos para que los chicos se identifiquen. Tiene que ver con un camino que ellos ya recorrieron.
Mariana: ¡Che, Nico Vázquez también canta y baila! Y Emilia tiene su público, que la sigue a todos lados.
Gastón: Sobre todo los padres de los chicos (ríen todos).
Mariana: No, ella ya está consolidada entre los chicos. Y nosotros no les queremos robar protagonismo, porque cada uno sabe el lugar que ocupa.



–¿En Casi Angeles existe alguna división del tipo divinas y populares, como en su competencia, Patito Feo?
Peter: Grupos hay en todos lados, pero sin dudas nosotros no nos creemos ninguna. ¡Somos todos populares!
Eugenia: Imaginate: ¡las dos mujeres del grupo jugamos al fútbol!
Mariana: La gente nos hizo populares. Sabemos el esfuerzo que hacen las familias que llegan del interior y pagan desde 60 pesos para vernos en el teatro…

–Imagino que con el éxito aparecen también las invitaciones tentadoras, noche, drogas y etcétera…
Peter: Es cierto que podés tenerla más fácil, porque todo el tiempo nos invitan a boliches y estamos en contacto con mucha gente.
Nico: Lo bueno es que ahora no pagás el boliche, ja. Pero aceptar drogas no tiene que ver con la exposición de la tele, tiene que ver con vos.
Mariana: A mí una vez alguien me ofreció drogas y casi lo mato. ¿Cómo le vas a ofrecer drogas a una chica de 16 años? Para nosotros la droga no es un tema tabú, pero estamos en contra.
Gastón: Por más que tengas más o menos ofertas, uno sabe lo que está bien y lo que está mal. Yo decido qué hago y sé por donde tengo que ir.
Eugenia: Desde chica, la droga no me inspira ni un poco de curiosidad. Probé cigarrillos nomás y no me gustaron. Mis padres ya lo saben. Si una persona se droga me cuesta acercarme, no me gusta ese ambiente.

–¿Tienen un tipo de hombre/mujer ideal?
Mariana: Para mí no existe el hombre ideal. Yo me fijo mucho en la personalidad… (se ríen los tres varones a carcajadas). No soporto el egocentrismo ni tampoco el típico canchero, que conmigo no tiene chances. Ojo, también acepto que soy muy complicada.
Peter: Si estamos hablando de salir con alguien, primero tengo que verla y que me guste. Pero si después es una hueca que no te puede decir ni dos palabras, esa estantería no se sostiene.
Gastón: En mi caso, en principio entra por los ojos: miro la cara de la chica y me tiene que gustar físicamente. Las prefiero femeninas, humildes, no tipo Cacho, y con buen porte, es decir, voluptuosas.
Nico: Yo no tengo un estereotipo de mujer. Me gusta que tengamos química y para mí, el olor de la piel es fundamental. Y que sea muy linda.
Eugenia: A mí no me gusta la gente que quiere demostrar algo que no es: prefiero que tenga valores, que sea sensible y buena persona. Hoy los jóvenes queremos vivir con valores sinceros.



–Como referentes , ¿sienten que hoy existe una presión para el inicio sexual de los adolescentes?
Eugenia: El problema de los adolescentes es que si ya tuvo su primera vez o “se fue de p…”es un banana, y si no lo hizo, el chico seguramente se sentirá menos que el resto.
Nico: Hoy hay mucha información de carga sexual: en la tele y en las revistas están todas las minas en bolas y eso se transforma en un mensaje. Se pierde el horizonte…
Mariana: Eso hace que lo único importante sea ir a la cama con alguien. Pero hay que estar preparado, y no quedarse con lo que venden los medios.
Gastón: Si todo tu grupo lo hizo y vos no, sos “el gil”. Hacer el amor es otra cosa, es brindarle todo de vos a la persona que querés. Eso seguro de que va más allá del acto sexual en sí.
Peter: Creo que más allá de lo que te venda esta sociedad, cada uno debe dar el paso cuando esté listo. Tenés que encontrar a la persona justa para eso. A mí me sorprende la actitud de chiquitas que se te tiran y las tenés que parar: “Pará, esto no es así”.

La producción de fotos termina, y la vuelta por la Panamericana va a ser tortuosa, más difícil que esquivar a esos miles de fans que esperan a los TeenAngels después de cada presentación. Como lo hacen en el estudio o en el teatro, los chicos pusieron todo su sex appeal adolescente para seducir a la cámara del fotógrafo.

–Ahora que son una suerte de fetiche, imagino un repunte en la suerte amorosa de todos…
Nico: Innegable, pero a veces la cantidad no se traduce necesariamente en calidad.
Mariana: Si hay una persona que no es de este palo y tiene ganas de estar con vos, es inevitable que te vea como “la chica de la tele”. Te puede llegar a conocer a vos, pero si lo hizo después de que apareciste en televisión, te va a tener de esa manera.
Eugenia: Sentirse sex symbol me parece muy fuerte. Además, pasa por ese magnetismo que genera la cámara: hay gente que se enamora de tu fama.
Gastón: La tele te trae más cantidad de chicas, pero yo sigo apostando por la calidad.
Peter: En mi caso no lo aproveché. Prefiero que me conozcan por ser Peter, no el chico de la tele.
Por Julián Zocchi
Fotos: Santiago Turienzo


link: http://www.gente.com.ar/personajes/teenangels-hoy-los-jovenes-queremos-vivir-con-valores-sinceros/15078

Share on Google Plus

About sonriero

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG!!! dedicado a la reina Lali Espósito
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

:D ♥