Revista WATT - Entrevista a Lali Espósito: Move Your Body


Lee la entrevista a Lali Espósito (01-10-13)
link: http://issuu.com/valeczerwo/docs/issue_watt_78



A continuación...

Nació en una generación en la que la televisión era el medio de comunicación por excelencia. Descubrió su vocación a pocos años de terminar el jardín de infantes, y se dejó llevar por el swing que tenía para bailar, actuar y cantar. Sacó su propio disco y está por lanzar un perfume. Así, logró que su vida se convierta en un completo show. TXT: Leticia Abramec / PH: Mariano Michkin


Si no podes leer los scans abajo esta transcrito









Es una lotería saber de qué humor puede llegar un entrevistado al set, y cuando el estado de ánimo es positivo, nos sentimos aliviados. Esta incertidumbre se convirtió rápidamente en una sonrisa cuando Lali entró al estudio. Radiante y alegre, caminaba inquieta de un lado a otro sin parar de hablar con su manager. Mientras se acomodaba para que la peinen y maquillen se reía de su nuevo color de pelo: "Parezco el colorado MacAllister con este teñido", y entre chiste y chiste proponía ideas para los looks que podíamos armar mientras hacía gestos sexys frente al espejo. Y así como jugaba a la diva, también exclamaba: "Yo no soy top, soy una chica de barrio", algo que deja ver en su sencillez y buena predisposición para la producción de fotos. 


Varias veces dijiste que tenés un concepto personal del espectáculo, ¿cómo funciona esto en el desafío de lanzar tu propio disco?
Para mí es fundamental tener siempre presente en la cabeza la idea de show. Permanentemente estoy proyectando según el despliegue en el escenario, cómo nos vamos a distribuir y qué coreografía podemos armar. Según la historia, jugamos sobre un cuadro teatral y de esa manera nos divertimos en conjunto sin que ninguno sienta que trabaja individualmente. Las funciones se realizan pura y exclusivamente a partir de la destreza de cada integrante, desde una idea muy coral. Me parece súper importante la participación de los bailarines y los músicos. Cuando veo performances de otros artistas presto mucha atención al lugar que se le da a cada uno, no concibo nada sin que se luzcan todos los personajes en escena. El que está adelante (en este caso yo), tiene que correrse para que todos puedan mostrar su talento. Me manejo con un equipazo de primer nivel y me encanta difundir la movida hiphopera de nuestro país, hay profesionales ultra capaces que no se muestran mucho en la TV. Mi corista de soul, por ejemplo, ¡es una bestia!



Considerando que te gusta que todos tengan su espacio ¿Cómo fue el proceso de composición de las canciones?
Cada una fue escrita de manera muy particular y esa noción de espectáculo que sostengo me puede modificar el borrador inicial de cualquier letra. A veces los chicos me dicen “esto está buenísimo” y lo terminamos cambiando porque pensamos primero en el show y después en la canción. Ninguno de los temas es autorreferencial. Ahora, por ejemplo, estamos laburando en “Histeria”, y está dedicada a los hombres que nos acusan de tener mil rollos. Pero quisimos mostrar que eran ellos los inestables y les enumeramos las características más chotas de su personalidad. Intentamos lograr identificación con el público desde historias que puedan llegar a todos. El corte con el que abrimos el show de presentación del disco en La Trastienda es oscurísimo, habla de una mina muy freak que termina secuestrando a un flaco con el que está obsesionada pero no tiene nada que ver con mi vida personal, ¡yo no ando raptando hombres por ahí! (se ríe). En ese caso el sonido era tan poderoso que no podía escribir una historia feliz y romántica… son cuentos determinados por un concepto multimedia. Está todo armado integralmente.



"Mi vida es un permanente espectáculo. Amo la música y me divierto como loca cuando bailo, esa alegría es la que quiero transmitirle a mis seguidores en cada proyecto que realizo"


¿Quiénes pensás que van a interesarse en escuchar tu disco?
Y… (suspira) yo creo que va a haber un click y me copa. Estoy segura de quiénes sí lo van a escuchar en un principio y eso es una realidad. Es para los que trabajé durante muchos años y tienen la mejor con lo que hago, eso es impagable. Pero pienso también que, por el estilo de música que estoy generando, se va a abrir el espectro y me va a prestar atención gente más grande y eso amplía mi abanico de llegada. Eso está buenísimo. El disco no fue pensado sólo para adolescentes, de hecho hay canciones que son mucho más "fuertonas". En el clip de la chica que está loca, por ejemplo, el director se inspiró en referencias de Marilyn Manson y eso es demasiado power para un adolescente. Hacemos esto porque tenemos ganas y no plantamos bandera en un solo lugar, porque también está “A bailar” que es súper radial, juvenil y alegre. Mi vida es un permanente espectáculo. Amo la música y me divierto como loca cuando bailo, esa alegría es la que quiero transmitirle a mis seguidores en cada proyecto que realizo.


Entonces, ¿sos el público de tus propias canciones?
Totalmente. Me identifico mucho con el concepto general. Soy re bipolar con la música, puedo estar todo un día escuchando Serrat sólo porque me hace acordar a mi vieja. Cuando vivía con mi familia, nos levantaba de la cama con Nano a todo lo que daba. Fue la que me explicó cada una de sus las letras y ahora me trae muy lindos recuerdos. Y así como te digo que me clavo esos discos, también me voy para el otro extremo. Sí te puedo afirmar que con el hip hop y el dub step me pasa algo único, lo siento en el cuerpo, me levanta para bailar y listo. Y eso es lo que me gustaría que pase con mi disco, que de pronto escuches una balada pero a la vez genere estados bien up. Me gusta ir mutando dentro de la misma familia de géneros. 


Actuás, bailás, cantás, vas a lanzar un perfume y planeás tu marca de cosméticos ¿Te ves como empresaria?
¡Obvio! Pero lo llamaría emprendedora. Esa definición se ajusta más a mis objetivos, mis gustos y mi personalidad inquieta. Todo el tiempo estoy ideando proyectos. Me imagino haciendo mil cosas a futuro pero trato de calmar mis ansiedades que… ¡son muchas! (se ríe). Cuando veo que estoy acelerada y me desespero por tener las cosas ya, pienso en que "todo llega". Esa es mi frase de cabecera. Me la decía mi vieja cada vez que quería llevarme el mundo por delante, cuando me ponía en nena rebelde y le decía "¡quiero vivir sola porque ya tengo mi plata!", me ubicaba de una con esas palabras. Si bien no paro de maquinar, me calma pensar en que tarde o temprano puedo llegar a donde me lo proponga. 


¿Te ves produciendo o conduciendo?
Seee… obviamente no lo estoy pensando para este momento. Todavía me faltan muchas cosas por vivir, ¡recién tengo 21 años! Aunque por el tipo de laburo que hago ahora, me veo más conduciendo que produciendo. Para eso debería aprender un montón, me imagino haciéndolo más adelante. Si bien soy estricta en mis actividades, no puedo negarte que me divierto, pero para producir a otros, se requieren años de experiencia y conocimientos. Ahora soy como una nena que quiere apretar todos los botones. Definitivamente quiero crecer en esto para aceptar otros retos más adelante.



“Ahora soy como una nena que quiere apretar todos los botones. Definitivamente quiero crecer en esto para aceptar otros retos más adelante”


Hace poco dijiste que últimamente estás tomando más decisiones sola ¿sentís que la escuela de Cris Morena está presente a la hora de hacerlo?
Uf! Muchísimo, y es justamente eso, una escuela. Supongo que todos los que alguna vez tuvimos la suerte de pasar por ahí, hoy estamos más que agradecidos por esa oportunidad. Si hay algo que aprendí con Cris fue el cuidado del trabajo, valorarlo dando todo de uno, esforzarse y ser responsable para generar un producto de calidad. Vengo de una familia de padres laburadores que siempre se la rebuscaron para mantenernos, y eso me ayudó mucho a la hora de entrar en un ambiente tan exigente. Cuando iba a un set sin saber mi libreto, me mandaban de vuelta a casa para que lo estudie, y eso era así de literal como te lo cuento. Aunque pidieras por favor y osaras leerlo en ese momento, no existían los peros. No había nada librado al azar, y en mis decisiones, tanto laborales como personales, hoy veo reflejado todo lo que aprendí ahí. A veces cuando voy a grabar Solamente Vos, mis compañeros se sorprenden al ver que sé todo de memoria, pero es lo mínimo que puedo hacer. Adrián Suar es bastante flexible frente a la improvisación del texto y eso es genial porque ameniza el trabajo, pero yo no puedo con mi genio y llevo todo listo en mi cabeza. Soy bastante perfeccionista.


Una vez, hablando sobre el ambiente televisivo y tu carrera, expresaste que te gustaba toparte con gente de mierda porque aprendías ¿te pasó muchas veces?
Te puedo asegurar que prácticamente tres veces por semana me choco con seres detestables. (Piensa y se sonríe) Bueno… tres no pero, cerca. Tengo la habilidad, si es que se puede llamar así, de ser lo suficientemente perceptiva cuando alguien no me cabe. No es porque hagan algo adrede, pero hay situaciones en las que conocés gente con actitudes que no te copan ni a palos y se nota en un gesto o una mirada. Cuando me pasan esas cosas, lo primero que pienso es: “cáguenme a trompadas si en algún momento hago eso”. En este ambiente hay mucha competitividad, envidia y celos, y para hacerle frente a eso trato de conservar mi integridad, hay que capitalizar los malos tragos y usarlos positivamente. Lo que más aprendo de esa gente chota es lo que no quiero ser.


¿Hay algo que te moleste de tu generación?
La mirada del otro, definitivamente. Desde la típica obsesión por tener el cuerpo perfecto hasta el prejuicio por cómo te vestís. Noto que todos se dejan llevar más por el "qué dirán" que por las propias convicciones. Me parece que a nivel social somos todavía muy retrógrados. El bullying existe desde siempre, pero hoy lo veo muy acentuado entre mis pares. Esas cosas todavía no desaparecieron y deberían erradicarse. A mi mamá cuando era chica la cargaban porque supuestamente era gordita, y ahora pasa lo mismo. Nos cuesta madurar porque nos comemos toda la película de la imagen perfecta, y eso no existe. Además, como vivimos a toda velocidad, las pibas que tienen 15 años se visten mil veces más provocativas que yo, ¡se ponen unas polleritas que no podés creer! Quieren dar una imagen canchera y eso hace que busquen parecer más grandes sin vivir su etapa, me parece malísimo. Aunque históricamente el ser humano quiere lo que no tiene, tendríamos que intentar esforzarnos para ser uno mismo y encontrar nuestra personalidad, sin darle tanta bola a si somos lindos o feos, rubios o morochos.


Cuando lanzaste tu disco anunciaste la primicia vía Twitcam, ¿cómo te llevás con las redes sociales y tus fans?
¡Las odiaba! Ahora me parecen lo mejor del mundo, ya entendí que sirven para comunicar y no necesariamente tienen que invadir mi privacidad. Hoy siguen a varios artistas por Twitter y me pareció que no estaba mal la idea de conectar con mi público de una manera diferente. Estoy contenta porque recibo mucho afecto, me llegan mensajes con puro amor y eso me hace feliz. Obviamente también hay comentarios que bardean y no sé si no los veo o qué, pero son los menos. Me interesa saber qué repercusión tienen mis canciones, o una actuación específica de algún capítulo puntual, como también enterarme de opiniones que tengan los que siguen mi carrera porque laburo para ellos. Pero cuando alguno se zarpa o escribe algo desubicado, trato de ignorarlo. Antes iba muchísimo al choque, ahora ni un poco.


Estamos en Octubre, el mes de tu cumpleaños, varias veces festejaste en boliches ¿cómo lo planeás para este año? ¿qué no puede faltar?
Me encantan las fiestas y este año hay un montón para celebrar. Tienen que estar todos mis afectos, los que me apoyan a diario en esta movida: mis amigos, mi familia, mis colegas. Todavía no pensé nada porque estuve a mil, pero seguramente arme algo grande como siempre. Puedo hacerlo en un boliche o en la casa de mi familia con una choripaneada pero lo que no puede faltar es una playlist completa, que vaya desde la cumbia al dub step. Amo la variedad y es indispensable que todos se sientan cómodos. 


¿Sos hiphopera y te gusta la cumbia?
¡Obvio! ¡Levanta cualquier muerto! Es divertida y no podría jamás pasarla bien en una fiesta sin cachengue. Aunque soy fanática de Beyoncé, mi ídola, y la música que me define hoy es más bien raper, tiene que haber de todo. Hasta he puesto tangos para mi papá y mis amigos se quedan sorprendidos, pero es un gustito que le doy al viejo. Después es una fiesta con mucha pila para bailar sin parar toda la noche. Quiero que todo esté siempre arriba.

Comentarios


Lo más visto del MES